sábado, 7 de marzo de 2015

Querido amigo

Moreno de ojos negros, de sutil y andaluza belleza.
No solo de belleza física, sino de belleza de alma,
la mas difícil de poseer y mantener.
Hoy, que me narras pausadamente que de nuevo caminas solo
te tiendo mi mano amiga en tu nuevo camino.
Hoy, que inicias el sendero de nuevo, en esta tarde de frío otoño
vas a sentirte más querido  y acompañado que nunca...
Porque intentaremos acompañarte apartando de este nuevo camino
cualquier piedra que entorpezca tus pasos, para ayudarte a llenarlo
de cosas bonitas que inunden dicho sendero....
Y habrá días, querido amigo, que nos sentaremos simplemente
a contemplar la vida pasar con una sonrisa...
 Otros días, solo te apetecerá caminar y caminar sin rumbo fijo...
Tú decides tu destino amigo.
Pero estoy segura que podré acompañarte al igual que todos tus amigos
cargando cuando lo necesites con parte del peso de tu mochila.
La amistad es eso no?


No hay comentarios:

Publicar un comentario